Los tipos de extensiones de pelo más demandados

Los tipos de extensiones de pelo más demandados

Lucir una melena fantástica es el sueño de muchas personas, pero a veces es difícil conseguirlo. El cabello tarda bastante tiempo en crecer, y hay veces en las que nuestro tipo de pelo no nos da la libertad que necesitamos para experimentar con diferentes peinados. Afortunadamente, a día de hoy existen muchas soluciones muy prácticas para conseguir presumir de melena cada día de la semana con una longitud, color y estilo distinto, si nos apetece, y es que muchas veces no es únicamente cuestión de querer que nuestro pelo crezca, sino también de desear poder variar lo máximo posible en cuanto a peinados. ¿Quién no ha tenido el pelo largo alguna vez, lo ha querido tener corto un tiempo, y cuando se lo ha cortado ha querido volver a tenerlo largo? Una manera muy cómoda de hacer de eso una realidad es recurriendo a las extensiones de pelo, y hoy te traigo cuáles son actualmente las más demandadas.

Al existir un abanico tan amplio de posibilidades, la demanda varía en función de las tendencias de ese año. Dentro de las opciones que puedes encontrar habrá una serie de factores que habrás de tener en cuenta antes de optar por unas u otras: la longitud, el color, la estética y el modo de colocación. Lo mejor siempre es optar por el estilo que más pueda adaptarse a nuestro cabello, pues si elegimos un color que cree un contraste demasiado evidente es probable que no acabe de cuajar, pero lo segundo que hemos de tener presente es el modo en el que vamos a usarlas, puesto que las opciones son también muy variadas.

Las últimas tendencias en extensiones de pelo

El tipo de extensiones que más se llevan últimamente son las de clip o las invisibles. Se trata de extensiones que puedes ponerte y quitarte a voluntad, sin tener que recurrir a peluqueros cada vez que quieres añadirte el complemento. Las extensiones de clip son unas extensiones que se sujetan al cabello mediante horquillas o clips. Se suelen colocar entre las distintas capas de pelo para conseguir un efecto más natural, es decir, para que se camuflen mejor y se disimulen. Se han vuelto tan populares porque son fáciles y rápidas de colocar, por lo que no roba tiempo de la rutina diaria y te permite llevarlas siempre que quieras sin tener que preocuparte por ellas, ya que son muy cómodas. Por otro lado, las extensiones invisibles, en lugar de recurrir a clips o a horquillas, se colocan utilizando un hilo invisible, como una suerte de diadema elástica. Has de colocarla entre el cabello e ir sacando diferentes mechones para crear más volumen y hacer que no se note, consiguiendo así una melena natural, voluminosa y más larga.

En cuestiones de estética, el tipo de extensiones que siempre han estado en cabeza son las lisas, pues muchas chicas prefieren optar por un cómodo alisado, y gracias a las extensiones pueden conseguirlo con un extra de volumen. No obstante, de un tiempo a esta parte se han comenzado a popularizar las extensiones de pelo rizado. Al tener más volumen y estar compuestas de rizos, resultan más fáciles de camuflar y crean un efecto muy bonito y natural. Las personas con pelo rizado pueden aumentar su volumen, y aquellas que estén hartas de tener el pelo lacio pueden variar su peinado de una manera mucho más rápida, de ahí que se hayan puesto tan de moda.

El color de las extensiones no va ligado necesariamente a la tendencia, sino más bien al tipo de cabello que tienes tú. Si quieres unas mechas californianas o unas extensiones de un color más llamativo para crear contraste, evidentemente lo que necesitas es unas extensiones de un color determinado. Sin embargo, si lo que buscas es que parezcan naturales, tu mejor opción es tratar de encontrar las extensiones que más se parezcan a tu color. Si las escoges de un color más claro o más oscuro tampoco será una mala elección, pues parecerá que sencillamente tienes reflejos, pero al asemejarse tanto el color seguirá pareciendo parte de tu cabello natural.

Si lo que quieres es unas extensiones que se quiten y se pongan con comodidad y siempre que quieras, las más demandadas son las de clip, especialmente si es tu primera vez. Son fáciles de poner, cómodas de llevar, y el resultado es óptimo. Si, a la larga, prefieres disponer de ellas sin tener que colocártelas cada mañana, siempre puedes acudir a tu peluquero de confianza y solicitarle unas extensiones fijas, lo que te permitirá disfrutar de ellas sin tener que preocuparte de ser tú quien las coloque.

Control de Privacidad