Los mejores consejos para colocar bien las extensiones de pelo

Los mejores consejos para colocar bien las extensiones de pelo

Dicen que para estar guapa hay que sufrir, pero eso no tiene por qué ser. Hoy en día contamos con muchas formas diferentes de sacar al máximo nuestra belleza, y la mayoría de esas formas no requieren de ningún tipo de sufrimiento físico. Es más, me atrevería a decir que sufrir para estar guapa rara vez merece la pena, especialmente en los tiempos que corren. Aun así, no cabe duda de que muchas veces nos apetece lucir una melena de infarto, pero puede que pensemos que algo así no está a nuestro alcance porque tenemos el pelo corto, o demasiado lacio, o tal vez dañado, pero nada más lejos de la realidad.

Gracias a las extensiones de pelo temporales disfrutar de un pelo más largo y voluminoso es algo que podemos conseguir en cuestión de minutos. La mayoría de las veces que escuchamos hablar de extensiones damos por sentado que es necesario acudir a un profesional para que nos las coloque. Evidentemente, si tenemos en mente disponer de unas extensiones fijas, lo más recomendable es consultarlo con un especialista y dejar nuestro pelo en sus manos, pero hay alternativas mucho más prácticas que te permiten variar tu peinado tanto como quieras. Usar extensiones de pelo natural de clip implica poder ponértelas y quitártelas a voluntad, es decir, una garantía indiscutible de que podrás lucir un peinado diferente mucho más a menudo.

Aun con todo, es necesario tener presente que, aunque colocarse extensiones de pelo es muy sencillo, si no estamos acostumbradas puede resultar algo difícil al principio. En cuanto rompes mano te das cuenta de lo fácil que es, y podrás incorporarlo a tu rutina diaria porque no conlleva más de dos minutos, pero mi consejo es que pruebes a colocártelas una vez que tengas tiempo, porque si vas con prisas es probable que te líes y te desencantes de ella. Así pues, te he traído una breve guía para que sepas cómo colocar bien las extensiones de pelo.

Guía para colocar correctamente las extensiones de pelo natural

Existen dos tipos diferentes de extensiones de quita y pon: las de clip y las invisibles. Ambas son muy fáciles de poner, pero yo personalmente me decanto por las de clip. Las invisibles consisten en una cinta elástica transparente a la cual van adheridas las extensiones, y es tan sencillo como colocarla e intercalar mechones para obtener un resultado más natural. En cambio, si, como yo, has preferido las extensiones de clip, esta pequeña guía te ayudará a ponértelas por primera vez sin desesperarte.

Lo primero que debes tener en cuenta es que, además de las extensiones de clip, necesitarás un espejo, spray fijador para el pelo, y un peine de dientes finos. Son elementos que todos tenemos en casa, por lo que no tendrás que comprar ningún producto o utensilio extra.

Empieza recogiéndote el pelo como si fueses a hacerte una coleta. Del pelo recogido extrae con cuidado, ayudándote del peine, una capa de pelo que vaya de un lado a otro de la cabeza, y eleva el resto de la coleta un poco más arriba para que no te moleste. Teniendo en cuenta que tendrás que hacerlo todo a esa altura, un pequeño consejo: de vez en cuando, deja descansar los brazos, porque de lo contrario acabarán doliéndote.

Una vez tengas el pelo separado tal y como te he indicado, escoge una de las tramas (mechones de extensiones) más pequeños y colócalo en la división de pelo. Las tramas más pequeñas son las que menos clips tienen, por lo que este primer paso no te resultará complicado. Los clips deben estar situados en la división apuntando hacia arriba, es decir: han de quedar enganchados exactamente en la división, uniendo la parte de abajo del cabello con la parte recogida. Una vez hayas hecho esto, y ayudándote de nuevo con el peine, extrae otra capa de cabello, la suficiente como para tapar los clips del primer paso, y sigue el mismo procedimiento. Aquí de lo único que has de preocuparte es de escoger la longitud adecuada de cada extensión, ya que si colocas una demasiado larga entre capas más cortas puede quedar antinatural.

Sigue este mismo patrón hasta terminar. El último paso implicará que tu pelo ya esté suelto, de modo que bastará con colocar las últimas extensiones en su correspondiente lugar controlando la cantidad de cabello que las superpone. A continuación, palpa con cuidado para comprobar que todos los clips están bien cubiertos de pelo y ayúdate con el espejo para corroborar que no están a la vista. Y voilá, ya tienes una melena de ensueño, y puedes peinarla como más gustes.

Control de Privacidad